La huella de carbono de un producto o servicio es la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto durante todo su ciclo de vida.

Este impacto ambiental es medido llevando a cabo un inventario de emisiones de GEI.