¿En qué consiste el servicio?

La certificación de Estaciones de Servicio que suministran combustibles líquidos derivados del petróleo consiste en la evaluación de los requisitos técnicos establecidos por el Ministerio de Minas y Energía a través del Decreto 1073 de 2015 (el cual incluye los Decretos 1521 de 1998, 4299 de 2005 y 283 de 1990). La evaluación es realizada por un inspector competente el cual evalúa la conformidad de cada uno de los numerales establecidos en la resolución mencionada. Cuando la estación de servicio cumple a cabalidad con los requisitos, se otorga el certificado de conformidad por 3 años durante los cuales, se debe hacer seguimiento anual (2 veces) y renovación al tercer año para prolongar el certificado 3 años más.

¿A quiénes está dirigido?

Toda planta de abastecimiento, estación de servicio automotriz, fluvial, marítima y aviación y el gran consumidor con instalación fija deberán obtener el certificado de conformidad expedido por un organismo de certificación acreditado.

¿Cuáles son los beneficios adquiridos por implementar el servicio?

Al certificar la Estación de Servicio se obtiene el reconocimiento por el cumplimiento del reglamento técnico lo que indica que cumplen con las disposiciones ambientales, legales y técnicas para la prestación del servicio. Adicionalmente, es un requisito obligatorio para poder ejercer la actividad de suministro de combustibles líquidos derivados del petróleo.