​Los pasados días 2, 3 y 4 de octubre, ICONTEC Internacional y la Universidad CES realizaron la quinta versión del Seminario Internacional de Calidad, en Medellín. Este año el enfoque fue la “Gestión Integral del Riesgo en Salud”.
Al evento asistieron más de doscientas personas y participaron ponentes de reconocimiento nacional e internacional. Uno de los conferencistas nacionales fue Germán Escobar Morales, Jefe de la Oficina de Calidad del Ministerio de Salud y Protección Social, quien abordó la gestión del riesgo en la salud desde la visión del Ministerio, en el contexto del nuevo modelo de prestación de servicios. También, participaron representantes del INVIMA, Metrosalud, ICONTEC Internacional, la Universidad CES y algunas instituciones prestadoras de salud (IPS).
En representación de México, estuvo presente  Carlos Martínez Cortés, director de Innovación en Salud de la Fundación Mexicoamericana para la Ciencia, quien habló acerca de la perspectiva de la gestión del riesgo y la innovación en la salud.
En este encuentro académico los asistentes tuvieron la posibilidad de aprender acerca de los diferentes enfoques en la gestión y la administración de los riesgos y de conocer diferentes herramientas y estrategias, gracias a las experiencias que se presentaron desde los marcos de la regulación, la  inspección, el aseguramiento y la prestación de servicios de salud.
Durante el último día de la jornada se llevaron a cabo varias visitas guiadas a hospitales de alta complejidad en la región, con el fin de conocer sus estrategias en la gestión del riesgo en salud, las cuales permiten contrarrestar la alta vulnerabilidad dentro de estas instituciones, así como la capacidad de respuesta que adquieren ante situaciones de crisis.
Por otra parte, el seminario contempló también actividades lúdicas y culturales que posibilitaron un espacio propicio para el aprendizaje, la participación y la realimentación entre los participantes.
El reto de pensar en la gestión integral del riesgo busca generar acciones que vayan más allá de la contingencia, apostándole así a una transformación cultural de largo plazo en las instituciones en salud, en la medida en que se propicien la seguridad del paciente, la humanización de la atención y  la gestión de la tecnología.​