“La existencia de una norma de gestión para organizaciones educativas, centra su primordial atención en responder ante la presencia del tema educativo en la agenda de los objetivos de desarrollo sostenible, en búsqueda de una educación de calidad y la promoción de una formación para la construcción de sociedades más humanas, equitativas y sostenibles. El entendimiento de que para prestar una educación de calidad, es requerido garantizar estándares de calidad a nivel institucional, en los procesos y actividades diarias para el aseguramiento de un ambiente educativo, pertinente y de calidad, ha sido una constante reflexión que se viene realizando a nivel mundial.

Pero incorporar estándares de calidad en la gestión institucional implica hacerlo de forma flexible e integral, con presencia del lenguaje educativo y el reconocimiento de las realidades de la organización educativa. En este sentido, la calidad en materia de educación se ve representada por un conjunto de elementos, todos ellos, que aportan en igual medida a garantizar los resultados de formación integral de los estudiantes así como el posicionamiento institucional a nivel nacional e internacional. Aspectos como contar con un currículo de pertinencia y a la vanguardia de los requerimientos del mundo globalizado, los perfiles y la cualificación docente, los modelos pedagógicos y de enseñanza, los procesos de inclusión, acceso y equidad en la educación, la gestión de las relaciones, la conducta ética, la seguridad del estudiante, la infraestructura y los ambientes para el aprendizaje, el monitoreo de los índices de deserción y promoción, la empleabilidad de los egresados, los avances en investigación, entre otros, son indicadores de calidad.

Consecuentemente, la pertinencia de esta norma, se basa en la existencia de la necesidad crítica y continua de que las organizaciones educativas evalúen el grado de cumplimiento de los requisitos de los estudiantes y otros beneficiarios, así como de otras partes interesadas pertinentes y que mejoren su capacidad para continuar haciéndolo. Para ello, presenta requisitos con orientaciones para que cualquier organización educativa que provea productos y servcios educativos cuente con un sistema de gestión que permita demostrar la capacidad para la adquisición y el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes a través de la enseñanza, el aprendizaje y la investigación y aspirar a aumentar la satisfacción de los estudiantes, personal y otros beneficiarios.”

¿En que consiste?

Es un servicio de sistema de gestión que se presta de manera combinada con ISO 9001:2015 dado que las dos normas tienen estructura de alto nivel. ISO 21001 tiene requisitos complementarios relacionados con responsabilidad social, necesidades educativas especiales, admisiones, sistema de evaluación de estudiantes, inclusión y un anexo específico para primera infancia obligatorio.

Consta de un ciclo de certificación de tres años, así:
– Auditoría de otorgamiento (etapa 1 y etapa 2).
– Dos auditorias de seguimiento
– Una auditoria de renovación para completar el ciclo de la certificación.

El servicio de auditoria en forma combinada se puede prestar en cualquiera de los siguientes escenarios:

  1. Otorgamiento 9001 y otorgamiento 21001
  2. Seguimiento 9001 y Otorgamiento 21001
  3. Renovación 9001 y Otorgamiento 21001

Aunque no es el propósito inicial, puede ser prestado de forma independiente a ISO 9001:2015, no obstante lo que se busca es reconocer los avances de una organización educativa que ya tenga implementado sistema de gestión de calidad bajo ISO 9001.

Para este servicio también se puede prestar el servicio de preauditoría.

Se aplica las mismas disposiciones de sistemas de gestión.

Dirigido a

El servicio de certificación está dirigido principalmente a instituciones educativas formales (Jardines Infántiles, Colegios) con alcance a todas las actividades de la gestión institucional para la prestación de servicios educativos (primera infancia, preescolar, básica primaria, básica secundaria, media en cualquiera de sus modalidades (académico, técnico, billingue, etc.).

Beneficios

  1.  Mejor alineación de objetivos y actividades con la política (incluida la misión y la visión);
  2.  Mayor responsabilidad social al proporcionar una educación de calidad inclusiva y equitativa para todos;
  3.  Aprendizaje más personalizado y una respuesta eficaz para todos los estudiantes y, en particular, para los estudiantes con necesidades especiales de educación, estudiantes a distancia y oportunidades de formación continua;
  4.  Procesos y herramientas de evaluación coherentes para demostrar e incrementar la eficacia y la eficiencia;
  5.  Mayor credibilidad de la organización;
  6.  Un medio que permite a las organizaciones educativas demostrar su compromiso con prácticas de gestión educativa eficaces;
  7.  Una cultura para la mejora organizativa;
  8.  Armonización de las normas regionales, nacionales, abiertas, particulares y de otro tipo de normas dentro de un marco de referencia internacional;
  9.  Mayor participación de las partes interesadas;
  10.  Estimulación de la excelencia y la innovación.